Quedan horas para el final de 2019, estado final de mis retos vitales.

Y me gustaría poder revisar mi optimista lista creada hace 365 días, en el segundo día más reflexivo del año. El primero suele ser mi cumpleaños y el otro hoy, justo al final del año, cuando casi todo el mundo piensa más en las uvas que en cualquier otra cosa, a mi me gusta pararme y mirar atrás, mañana ya habrá momento para mirar para delante.

Antes que nada, toca revisar… de 21 retos, 8 no los he logrado… bueno… 13 sí… ni mucho ni poco ni todo lo contrario. ¿Y ahora qué? Pues… ahora revisar porque mañana habrá 21 nuevos retos y no sería mala idea aprender para mejorar. Veamos, uno a uno…

1. Escribiré un libro.

Voy a por ti en el 2020, sin más sobran palabras en blogs y faltan en docs.

5. Leeré cinco libros.

He estado cerca de lograrlo y puede este año el problema haya sido el descubrimiento de los podcasts y de la oferta formativa digital del universo Boluda, en el 2020 no se quedará en el tintero.

6. Desvirtualizaré a seis personas interesantes.

Este quizás sea de los retos que más me ha dolido no cumplir… las personas son lo más importante en la vida y la mayor fuente de conocimientos y experiencias, aunque también es verdad, que este año he sido poco activo socialmente y en los viajes ha habido poco tiempo para desvirtualizaciones. 6 me parecía un número alcanzable y ha resultado imposible pero cuando no se da… no se da.

13. Crearé trece juegos/aplicaciones.

Quizás en el año que más he trabajado como freelance de los últimos lo último que me apetecía era asumir este reto, sin embargo, puede ser interesante para el próximo… ya se verá, no las tengo todas conmigo.

14. Saborearé el placer de vivir catorce actividades nuevas.

Este reto es uno que junto al 20, tiene el problema de la medición… lo supongo logrado pero no tengo evidencias claras de ello, y como lo que no se mide no se puede mejorar. Sí me propongo para el próximo año medirlo y lograrlo.

15. Escribiré quince entradas de blog.

Si uniera mi actividad de creación de contenido dentro de HBB, con Esporti Family, sería una prueba superada, con mi faceta de casi youtuber ;-), pero no quiero hacerme trampas al solitario y prefiero darlo como no superado, muy a mi pesar.

16. Xamarin será mi inspiración para dieciséis entradas de blog.

Muy vinculado al reto 13, bueno… área para crecer, después de acudir a la Xamarin Conf he visto que es un problema más común de lo que yo pensaba.

20. Provocaré veinte comidas especiales.

Estoy casi convencido de haberlo superado, pero no tengo claro que hayan sido con 20 personas o grupos diferentes, así que… prefiero suspender voluntariamente y buscar subir nota el próximo año.

Y con este mini repaso de mis objetivos… acaba la partida de este juego llamado 2019, un año que además de todo esto me ha dado muchos buenos momentos y experiencias, posibilidad de viajar a lugares interesantes, de trabajar con personas brillantes, de aprender de muchas personas muy diversas, de empezar, parar, recuperar y retomar sintiéndome muy libre y feliz.

Gracias 2019, por Todo, lo contado y lo omitido, porque, al fin y al cabo, esto no es más que un simple blog… tú y yo sabemos qué nos dimos y qué nos reprochamos, cosas buenas y otras no tanto que forman parte de la vida pero que nunca quieres o piensas en vivir el día 1 de enero.

2020, nos vemos las caras mañana.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *